Misterios celestes y enigmas intraterrenos en el Café Ufológico RIO54

CAFE UFOLOGIQUE ARGENTINE

Estuvieron presentes en el Café Ufológico RIO54 del 3 de marzo de 2016: María Alvarez, Marta Fuster, Celeste Chiesa, Mariano Olivera, Jorge Moauro, Adriana Urrutia, Natalia Sericano, Alejandro Aucana, Lali Alvarez, Diego Cantiano, Miguel Arjona, Luis Baynham, Isidoro Markus, Javier Stagnaro, Sebastián Araya, Horacio Sorbaro,  Andrea Li Rosi, Aldo Barroso, Enrique Fernández, Christian Vera, Juan P. Paterno, Nicolás M. Paterno, Claudia A. Escoli, Silvina Fukuda, Luis Cullaré, José A. Marengo, Viviana Fernández Juárez, Marcelo Mazzaglia, con la coordinación de Mario Lupo y Rubén Morales. Disculpas si en esta lista hemos olvidado a varios!


El 3 de marzo tuvimos una formidable reunión del Café Ufológico RIO54, con gran asistencia y nuevos participantes que se acercaron a compartir nuestra larga mesa.

Y como suele suceder también, algunos asisten a la primera reunión de ufología en su vida, pero participan en un clima de igualdad con otros que llegan con conocida trayectoria, tal el caso de María Alvarez, conductora del programa radial Free Line, quien resaltó la importancia de abordar estos temas con mente abierta, de querer saber más, de no quedarse con analizar la observación del objeto en sí, sino también penetrar el simbolismo de estas experiencias, buscar "el porqué, el cuando y el donde" -expresó María. Con igual amplitud dijo que entre sus amigos se cuentan investigadores, contactados y personas que abordan los ovnis desde los más diversos enfoques, afirmó también que la mejor manera de conocer el pensamiento de quienes estamos en estos temas son las charlas de café, donde se puede hablar de todo informalmente y cara a cara. Rubén Morales recordó que justamente una de las ideas que se habían conversado con Mario Lupo al fundar el Café Ufológico RIO54 en 2010, había sido recrear en una mesa de café el clima de conversación libre que solía darse espontáneamente en los intervalos de los congresos ufológicos: Las ponencias a veces tenían un estilo pesado, aburridor y el conferencista imponía su discurso desde lo alto del estrado, pero a la hora del almuerzo, la cena o el café todos estaban a la misma altura en la misma mesa y corrían las anécdotas más jugosas, que terminaban siendo muchas veces la parte más recordada de todo el evento.


Nicolás Paterno, también en su primera visita alCafé Ufológico RIO54expresó que desde chico le gusta observar el cielo, tanto directamente como con telescopio, y que tiene fotos y filmaciones de luces logradas en Capilla del Monte y Yacanto (Córdoba), y también en Bolivia. Claudia Escoli se presentó con la evocación de una inquietante experiencia que vivió su padre en Córdoba, en la cual realizó un intento de comunicación por señales mediante una linterna con un platillo que apareció sobre la carpa en la que acampaba. Gastón y Gabriela relataron una intrigante aparición de un personaje muy alto con traje de neoprene negro y ojos luminosos. Silvina Fukuda, por su parte, llegó a nuestras reuniones para contar que ama a Capilla del Monte, donde ha participado en grupos de meditación.

Vino desde la ciudad de Salta Marcelo Mazzaglia, ingeniero, quien participó de una impactante observación en marzo de 2003 cuando con un grupo de amigos acampaba en Payogasta, Depto. de Cachi, Valles Calchaquíes, Pcia. de Salta. En medio de la noche, una bola de luz amarillenta se acercó al campamento, permaneció en el aire con movimientos lentos, ante lo cual los observadores decidieron perseguirla, lograron acercarse a unos 120 metros sorteando las irregularidades del terreno, hasta que -para sorpresa de todos- la luz se hundió en una profunda quebrada hasta desaparecer en la tierra. Marcelo tiene ganas de organizar un café ufológico salteño, y esperamos pueda concretarlo. Su testimonio motivó que varios integrantes de la mesa lanzaran reflexiones e hipótesis sobre el tema de estas esferas de luz con movimientos erráticos sobre las que hay variadas referencias históricas. Javier Stagnaro mencionó que fenómenos similares había sido reportados en Victoria, Entre Ríos, que incluso causaron pánico a dos miembros de prefectura que formaban parte de la comisión semioficial investigadora de ovnis del CITEFA  (Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de las FFAA) en los años '90. Los dos militares caminaban por un campo cuando se presentó frente a ellos una luz rojiza redonda como una pelota de fútbol Nº5. Al ver que les cortaba el paso resolvieron retroceder, pero ni bien hicieron unos metros la luz giró y los volvió a enfrentar. Cuando finalmente se alejó, ambos prefectos regresaron en estado de pánico, y uno de ellos quedó traumatizado a tal punto que estuvo casi un año sin poder hablar. Finalmente Javier y Luis Baynham advirtieron que hay un fenómeno eléctrico natural que es la centella o rayo globular, que puede dar lugar a este tipo de manifestaciones. Luego Aldo Barroso añadió una larga observación personal en el cerro La Matanza de Victoria.


Alejandro Aucana es uno de los "skywatchers" o "cazadores de ovnis" más activos, que recorre el país con equipos de filmación para registrar ovnis, pero esta vez habló sobre su reciente viaje a Malargüe (Pcia. de Mendoza), donde visitó la "Cueva de las Brujas", la caverna más grande de la República Argentina, que se encuentra parcialmente explorada en sus -al menos- siete kilómetros de tortuosas galerías, de las cuales son accesibles al turismo los primeros 150 metros. Alejandro quedó maravillado por la experiencia de recorrer esos oscuros, húmedos y serpenteantes pasadizos llenos de estalactitas, donde por momentos se perciben corrientes de aire que se filtran por invisibles grietas, lo que provoca extrañas sensaciones. Advirtió también que las agencias de viajes venden la excursión muchas veces sin aclarar suficientemente que es necesario estar en buen estado físico, llevar ropa adecuada y no tener claustrofobia o miedo a la oscuridad si se quiere completar el recorrido de manera satisfactoria. Luego Alejandro instó a los presentes a realizar salidas de investigación y observación de campo, dijo que para hacerlo no hace falta pertenecer a un grupo ufológico, por el contrario lo mejor es juntarse espontáneamente entre varios que quieran hacer una salida y emprenderla.


Fue muy grato darle la bienvenida al Café Ufológico RIO54 a José Alberto Marengo, quien fuera investigador de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y colaborador en las épocas heroicas de la revista Cuarta Dimensión que editaba Fabio Zerpa con el "equipo ONIFE". José hizo atinados comentarios sobre la tecnología y propulsión de los ovnis y su pareja Viviana relató unos reiterados encuentros con seres del más allá en Gualeguay, Pcia. de Entre Ríos, vividos primeramente por su abuelo y luego por ella misma, experiencias que incluyeron heridas y marcas triangulares en el cuerpo, observación de tubos de luz que atravesaban las paredes y el techo, más la presencia de "visitantes de dormitorio".


Y esto es solo una pequeña parte de lo que conversamos este Café Ufológico RIO54 de marzo.


La próxima reunión del Café Ufológico RIO54 será el jueves 7 de abril, a las 18,30 en Río de Janeiro 54, CABA.

Recordamos que el Café de La Subasta no nos alquila el espacio ni se cobra entrada, por eso es importante que cada participante realice una consumición, tal como corresponde en cualquier bar que se visite. Con similar criterio, las reuniones no se graban ni se filman para que podamos conversar con libertad y si alguien lo hiciera es bajo su exclusiva responsabilidad. Gracias.

También tenemos un grupo RIO54 en Facebook, que no es de acceso libre sino solo para todos y todas quienes asistieron a alguna de nuestras reuniones, es un espacio para intercambiar novedades, así como compartir fotos, videos y enlaces a sitios web y quedar comunicados en red luego de haber compartido la mesa. Si participaste en alguna reunión RIO54, envianos una solicitud de amistad en Facebook, y te sumaremos con gusto.